Pego, pegolete, pegoso o ‘como un pego’

Definición de pego
"¡Vaya pego me has contado!"

Palabra propuesta por: Antonio Aguilar. Desde: Palma del Rio

Pegolete. Tontería, disminutivo de pego. Por ejemplo, “vaya pego me has contado”. En Córdoba, de manera metafórica, se utiliza esta palabra para describir aquello que es una tontería. Su procedencia histórica podría venir del apócope de pegote, algo añadido de manera tosca sobre una cosa, generalmente con la intención de ocultar algún defecto que, utilizado en Córdoba, acabó en tontería. Para otros, el origen tiene un antecedente histórico cuando, a finales del siglo XIX o principios del XX, un francés llamado André o Louis Pegó (o Pegau) se asentó en Córdoba. Este pretendía hacer partícipe a la sociedad cordobesa de los últimos adelantos científicos europeos y no dejaba de hablar sobre cómo hacer volar un globo aerostático con una persona dentro. Tal fue la expectación que formó que se reunieron los materiales por él pedidos. El día elegido congregó a buena parte de los cordobeses del momento, pero el globo jamás levanto un palmo del suelo, convirtiéndose todo aquello en una gran ‘boutade‘ del señor Pegó. Tal fue la decepción que cuando algo no funcionaba o no servía para nada se empezó a decir que era como lo del Pegó.

Los cordobeses también usan pegoso para definir a aquella persona que presta atención al pego y, en ocasiones, también se dice vaya pegolete.

A esta definición, se añade una acepción del Norte propuesta por Vanesa Luna Cembranos, que nos aclara que en su tierra (zona sureste de León), se usa “ponerse como un pego” cuando te pones “hasta arriba” (de comer, beber o a lo que se haga referencia por contexto).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *